UMAE Nº 23 del IMSS en Monterrey, 48 años como referente en atención al embarazo y malformaciones genéticas

La Unidad Médica de Alta Especialidad, del IMSS en Monterrey, Nuevo León, es punta de lanza en la prevención de la mortalidad materna, la atención del embarazo de bajo y alto riesgo, parto, puerperio, detección, prevención de malformaciones y anomalías genéticas.

Inaugurado hace 48 años, el 2 de febrero de 1972, en este Hospital de Gineco Obstetricia (HGO) Nº 23, “Dr. Ignacio Morones Prieto”, se registraron más de un millón 117 mil nacimientos hasta diciembre de 2019.

Para una mejor atención a los derechohabientes, durante el año pasado la UMAE Nº 23 tuvo una inversión de más de 32 millones de pesos para comprar 106 nuevos equipos médicos, tales como: incubadoras, electrocardiógrafos y ultrasonidos básicos para el Área de Perinatología, indispensables para la realización de diagnósticos oportunos y la prevención de partos prematuros.

Actualmente es dirigida por el doctor Miguel Ángel Rodríguez Payán, atiende en la región Noreste del país a más de ocho millones 400 mil derechohabientes de los estados de Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas.

En estos estados del país, el Hospital de Gineco Obstetricia Nº 23 es referente en la atención al embarazo de alta complejidad, complicaciones propias de éste y patología fetal.

Constantemente se lleva a cabo la capacitación y actualización del personal en servicio, en el ámbito de la ginecología, obstetricia y neonatología.

Está reconocida como Unidad Amiga del Niño y de la Niña por la implementación del programa de Lactancia Materna, además de ser un referente en el manejo de la hemorragia obstétrica.

En un día típico, en este Hospital se otorgan en promedio 525 consultas, 437 de especialidad; se realizan más de 3 mil análisis clínicos; 40 intervenciones quirúrgicas; se registran 82 ingresos hospitalarios y nacen alrededor de 40 niñas y niños.