Prioridad de la SAGARPA velar por interés del sector agroalimentario nacional en modernización del TLCAN

thumbnail_17081620JCR20RI20SAGARPA20TLCAN-6

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) tendrá como prioridad velar por los intereses de los productores del sector agroalimentario nacional durante la primera ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que inicia este miércoles en Washington, Estados Unidos.

Así lo aseguró el titular de la dependencia, José Calzada Rovirosa, luego de asignar al coordinador general de Asuntos Internacionales, Raúl Urteaga Trani, como el enlace de la SAGARPA con el grupo que participará en la primera ronda de negociación del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

Calzada Rovirosa instruyó al funcionario federal para que en su calidad de enlace busque que prevalezca un mercado libre, justo y abierto para los productos agropecuarios y pesqueros, porque el sector agroalimentario es uno de los más dinámicos de la economía nacional, al generar más divisas que las obtenidas por el petróleo, las remesas o el turismo.

Calzada Rovirosa, reiteró que México ha sido un buen competidor en el TLCAN y aumentar el comercio internacional significa bienestar para las familias mexicanas, además de que los productores se han ido especializando en diversas actividades que les ofrecen mayor rendimiento económico, como la hortofrutícola.

De esta forma, se pasó de un déficit en la balanza agroalimentaria de mil 297 millones de dólares con Estados Unidos, a un superávit de seis mil 890 millones de dólares en el mismo periodo; mientras que el déficit de 86 millones de dólares que se tenía con Canadá en 1994, se transformó en un superávit de 533 millones de dólares el año pasado, mencionó.

Durante un encuentro con jóvenes líderes del Grupo Colectivo Kybernus, aseveró que en el tiempo que ha estado vigente el TLCAN, se ha logrado avanzar en el desarrollo de la producción nacional y cambiar la producción de volumen a una generación de productos con valor agregado y consolidar un sector agroalimentario moderno y competitivo.