Piden los servicios de salud enseñar las medidas de auto cuidado contra el covid-19 a niñas y niños

“El coronavirus que se identificó por primera vez en China en diciembre de 2019 y el cual provoca una enfermedad llamada COVID-19, no solo se ha extendido por el mundo sino que sigue tan presente entre nosotros que es urgente que reconozcamos la importancia de que niñas y niños se sumen a las medidas preventivas que ayudan a protegerse y proteger a su familia de la propagación de esta enfermedad”, señaló la Licenciada en Enfermería Amalia Berenice Fraga Ponce, Responsable del Centro Estatal de Capacitación en Infancia de los Servicios de Salud de San Luis Potosí.

“Cabe señalar que aun cuando el riesgo de enfermar o morir es bajo en este grupo poblacional no están exentos de complicaciones, sobre todo aquellos con enfermedades crónicas o de inmunosupresión (baja de defensas), además de que niños y niñas pueden ser considerados una población clave en la dispersión al ser en su mayoría asintomáticos, lo que dificulta mantener el control de la misma”.

La funcionaria estatal aconsejó que las personas adultas responsables de niñas y niños les hablen de la enfermedad, les dosifiquen y adapten la información de acuerdo con la edad y sus necesidades y los inviten a hacer preguntas: “todo ello con el objetivo de generar conciencia de la prevención y el cuidado sin preocuparlos, pues en su caso es incluso innecesario hablarles de cantidades de casos, muertes y número de hospitalizaciones”.

“El lavado de manos forma parte de los hábitos de higiene que hay que explicar a las niñas y niños, ya que además de protegerlos contribuye a que tomen conciencia de que pueden hacer algo no solo por ellos mismos sino también por sus seres queridos, por lo que practicar con ellos en todo momento es recomendable, incluso auxiliándose de cantar con ellos alguna canción y procurando no desesperarse en ningún momento”.

Amalia Berenice Fraga Ponce pidió a los potosinos recordar a los pequeños que deben lavarse las manos de forma frecuente, sobre todo al momento de entrar a casa si se tuvo que salir por alguna cuestión médica; tras estornudar o toser; antes de comer; antes y después de jugar; después de ir al baño y después de tocar alguna mascota.

“Es muy importante también que les expliquemos lo importante que es tener siempre presente que no deben tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sucias, además de practicar el estornudo de etiqueta”.