Personal de salud es prioridad para recibir vacuna contra COVID-19; no se permitirá influyentismo: IMSS

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Maestro Zoé Robledo, afirmó que los trabajadores de la salud en los hospitales COVID-19 son los primeros en vacunarse, “hay que poner al frente” a los que están en la primera línea de atención; no se permitirán “arbitrariedades ni influyentísimo”.

En conferencia de prensa virtual, el titular del Seguro Social informó que enviará una carta a los directores normativos, directores de hospitales y Representantes del IMSS en los estados para exponerles de manera “clara y enfática” que en esta primera etapa de vacunación el personal de la salud  que atienden la pandemia es prioridad en este momento.

Aseguró que la vacuna contra esta enfermedad «será para todos, llegará a todos, pero en esta primera etapa es exclusivamente” para ellos que están en la primera línea de atención.

Enfatizó que se trabaja para garantizar “que nadie se salte la fila, que no haya arbitrariedades, que no haya influyentismo”.

Expuso que han llegado algunas denuncias que ya se investigan, “que quede claro: nadie que no sea personal de salud atendiendo COVID-19 en la primera línea debe ser vacunado en esta primera etapa, nadie incluye a nivel central, y empieza conmigo mismo, con mi familia y con mis más cercanos colaboradores”.

Por su parte, el doctor Manuel Cervantes Ocampo, coordinador de Atención Integral a la Salud en el Primer Nivel del IMSS, informó que siete mil 728 trabajadores de la salud del Instituto han recibido la inmunización que los protege contra esta enfermedad.

Detalló los principales objetivos del plan de vacunación: reducir la mortalidad atribuida a la infección por el virus SARS-CoV-2; vacunar al cien por ciento del personal de salud en etapa uno e inmunizar al 75 por ciento o más de la población mayor de 16 años, conforme se reciban las vacunas a lo largo del año 2021.