Nuevos planes de desarrollo erradicarán la corrupción: UUZI

El Presidente de la Unión de Usuarios de la Zona Industrial – UUZI -, Ricardo Pérez Castillo, lamentó que se hayan dejado pasar más de 15 años para la actualización de los programas de desarrollo urbano, lo que propició en la ciudad muchas contradicciones en cuanto a la planeación, pero también en su crecimiento, “pero lo más grave, es que fomentó corrupción en pasadas administraciones municipales”.

Sin embargo, enfatizó que hoy, la actualización de los planes, permitirá una mejor movilidad y la proyección, construcción y oferta de desarrollos habitacionales y de servicios cerca de los centros de trabajo, después de muchos años que se dejó en el olvido la renovación de la normatividad que debe regir en este aspecto.

Afortunadamente, añadió, en la actualidad, gracias al deber social, distintos sectores de la sociedad potosina junto con el Gobierno Municipal, hicieron las aportaciones necesarias para contar con lineamientos acordes a lo que hoy requiere la Capital potosina.

Consideró importante hacer un reconocimiento a quienes se involucraron en esta tarea, lo que ha permitido renovar tanto el Programa Municipal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, así como el de Centro de Población, con las aportaciones de la ciudadanía debido a la apertura y mesas de diálogo que se mantuvieron, en los que también se incluyeron parámetros internacionales y nacionales en esta materia.

“Además de participar en todo el proceso, somos testigos del profundo análisis que se realizó de ambos documentos, cuya integración ya concluyó el Instituto Municipal de Planeación y ahora, debe seguir un proceso final para la aprobación del mismo y ponerlo en vigencia”.

Sí fuimos escuchados y planteamos las necesidades de la Zona Industrial,  agregó Pérez Castillo, no sólo como un área independiente, sino como un espacio en el que se debe promover la conectividad y la movilidad. Por ello, estos dos programas actualizados hoy nos dan un rumbo, sabemos que es perfectible, pero ya no queremos estar paralizados como lo estuvimos como ciudad por años.