Michelle Bachelet, presidenta de Chile, niega apoyo de golpes de estado en contra de Maduro

Former Chilean President and current presidential candidate Michelle Bachelet delivers a speech during a ceremony to commemorate the 40th anniversary of the military coup, at the Museum of Memory and Human Rights in Santiago, September 9, 2013. Four decades after a military coup that brought Augusto Pinochet to power in Chile, a fierce debate over his long rule has shaken up the presidential election, with some right-wing politicians under fire for their past support of the former dictator. Pinochet, who was then the head of the army, toppled the democratically elected socialist president, Salvador Allende, in a violent coup on Sept. 11, 1973. He finally gave up power in 1990 and died in 2006, but Pinochet and his legacy have again dominated Chile's politics in recent weeks as the 40th anniversary of the coup approaches. REUTERS/Ivan Alvarado (CHILE - Tags: POLITICS ANNIVERSARY)

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, descartó hoy apoyar cualquier tipo de salida armada a la crisis que vive Venezuela, como golpes de Estado o intervenciones militares para sacar del poder al mandatario Nicolás Maduro.

En conferencia de prensa en el marco de la visita del vicepresidente de Estados Unidos a Chile, Mike Pence, la mandataria del país andino ratificó su posición de desaprobar cualquier salida a la fuerza a la crisis que vive Venezuela.

«Chile hará todo lo posible por apoyar a los venezolanos en encontrar el camino pacífico para restablecer su democracia, pero Chile no apoyará ni golpes de Estado, ni intervenciones militares», dijo.

«En el caso de las sanciones apoyará las que sean adoptadas en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU)», sostuvo.

La mandataria agregó que «Chile, al igual que 11 países de nuestra región, suscribió la Declaración de Lima, hace una semana, la que señala nuestra plena disposición a explorar formas de contribuir a la restauración de la democracia en Venezuela a través de una salida pacífica y negociada».

Por otra parte, la jefa de Estado manifestó, en el presidencial Palacio La Moneda, su preocupación respecto al programa de armas nucleares desarrollado por Corea del Norte y por el cual Estados Unidos y esa nación asiática mantienen disputas.

«Chile respalda todos los llamados a renovar los esfuerzos diplomáticos, incluidos las conversaciones hexapartitas entre Corea del Norte, Japón, China, Corea del Sur, Estados Unidos y la Federación Rusa apuntadas a consagrar de manera pacífica una península japonesa sin programas nucleares», afirmó la presidenta.

En relación a otros temas de la región, como el denominado «Proceso de Paz en Colombia», Bachelet se mostró «plenamente comprometida en apoyar a ese país en sus proyectos para crear paz, estabilidad y bienestar para sus ciudadanos».

Respecto a la visita del vicepresidente Pence comentó que «su visita es una muestra de la fortaleza de nuestros vínculos, también es una muestra del interés de Estados Unidos de trabajar con Chile y la región en una amplia agenda de temas bilaterales, regionales y multilaterales».

Sobre la reunión bilateral con Pence comentó que «conversamos sobre nuestra sólida relación comercial y económica, la que se enmarca en el Tratado de Libre Comercio suscrito entre nuestros países, hace más de una década».

Añadió que «la relación de Estados Unidos con Chile es estratégica, tanto a nivel político como económico, compartimos visiones en materia de democracia, derechos humanos y apertura de los mercados».

Tras la rueda de prensa y la reunión entre ambas autoridades, la mandataria ofreció un almuerzo de honor al vicepresidente en uno de los salones del presidencial Palacio La Moneda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con información de radioformula.com.mx