Llama secretaría de salud a evitar el maltrato infantil en el ámbito familiar.

En el marco del “Día Nacional contra el Abuso Sexual Infantil” que es el 19 de noviembre y del “Día de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes” el 20 de noviembre, es que los Servicios de Salud en esta fecha quieren dar a conocer la importancia de la Prevención del Maltrato en el Ámbito Familiar como parte de las acciones primordiales de salud en la infancia.

La Licenciada en Enfermería Amalia Berenice Fraga Ponce, Responsable Estatal de Capacitación en la Infancia informó que: “el maltrato infantil es un problema con graves consecuencias que pueden durar toda la vida, se define como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años e interfieren en su desarrollo integral  afectando su salud física, psicológica, social y sexual, advirtió  la especialista.

Fraga Ponce  fue muy clara al hablar de que “las víctimas de estos casos no aparecen en las estadísticas salvo que los “castigos” hayan originado graves secuelas o la muerte de quienes recibieron los golpes y aunque esto ocurre con mucha frecuencia, las diferentes formas de castigo físico siguen siendo vistas como un método de disciplina y aprendizaje.

El maltrato psicológico, son las acciones, generalmente de tipo verbal o actitudinal que provocan en el niño daños emocionales, por ejemplo: como aterrorizar, amenazar, despreciar y rechazar, aislar o ignorar a un menor, poner apodos, someter a humillaciones, menosprecios, ridiculizaciones y herir los sentimientos de un niño así como exponerlo a violencia doméstica.

Para finalizar la especialista pidió a los  padres de familia o cuidadores de infantes o adolescentes que no se olviden que las y los niños son el grupo poblacional más vulnerable y por tanto, que más sufre las crisis y los problemas del mundo, que ellas y ellos tienen derecho a la salud, la educación y la protección, independientemente del lugar del mundo en el que hayan nacido, por lo que invitamos a todas las personas a que nos sumemos a reconocer y garantizar el bienestar y desarrollo de las niñas, niños y adolescentes de nuestra Entidad, incluso teniendo como base la “Convención sobre los Derechos del Niño”.