La Selección podría jugar en el interior de la República

El Tricolor recordó que su casa no sólo es Estados Unidos y el Estadio Azteca y por ello la Federación Mexicana de Futbol está por confirmar a Tuxtla Gutiérrez y Querétaro como sus sedes para los amistosos de octubre.

Si bien no serán Uruguay  ni Colombia los rivales, el entrenador Miguel Herrera paloméo la decisión de acudir a plazas que distan de ser las de estadios más grandes en el país.

«La Selección tiene que ser vista por todo México, no nada más en los estadios importantes o en el centro de la capital, creo que hay que ir a todos lados».

Con información de: mediotiempo.com

Comentarios