La Facultad de Estomatología se une al proyecto de mejora, apertura y de información de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí: Dr. Ricardo Martínez Rider

El doctor Ricardo Martínez Rider,  director de la Facultad de Estomatología de la UASLP, expuso las líneas en que trabajará la institución en el período 2020-24, “debemos continuar con la modernización y la parte tecnológica que habíamos emprendido, queremos continuarla y reforzarla; tenemos que estar a la par de los avances tecnológicos”.

Dijo que la UASLP cuenta con varios laboratorios, “pero queremos abrir otros, así como salas de simulación. El siguiente paso es la implementación de un escáner de un equipo electrónico; el alumno trabaja en un simulador y su trabajo es escaneado por un programa y su calificación aparece en un archivo de PDF y se le envía a él y a su profesor. Ese tipo de tecnología nos ayuda a que las evaluaciones sean más objetivas y equitativas”.

Otra de los planes que tiene el doctor Martínez Rider es continuar con el uso de tecnologías en 3D, “somos de las facultades del país que tenemos ese tipo de tecnología, que la hemos estado implementando y queremos extender su uso. De igual manera, queremos continuar con la vinculación, con los servicios de salud. Ya  la tenemos, pero queremos extenderla, tenemos convenios con otras instituciones para abrir nuevos consultorios de atención a la población en general”.

Señaló que “tenemos consultorios en varios municipios y queremos continuar con la apertura de plazas para diferentes entidades. Continuaremos con los convenios con instituciones como  AMANC, Cruz Roja. Tenemos mucha actividad que está detenida por la pandemia y queremos reforzarla, ampliarla y que nuestros alumnos puedan interactuar de manera multidisciplinaria en el Centro de Salud Universitario”.

En la parte académica viene un reto importante, comentó el doctor Ricardo Martínez, “hay que ajustar muchos de nuestros programas, igual que los contenidos  para que podamos realizar la mayor cantidad que sea posible en línea y que sea con calidad. Por otro lado, la parte clínica es un reto, pero tenemos las herramientas tecnológicas en donde el paciente aprende técnicas, sin necesidad de un paciente”.