La declaración de los pinos (chapoltepek) sienta las bases para la planificación del decenio internacional de las lenguas indígenas

Las Secretarías de Cultura y de Relaciones Exteriores del Gobierno de México y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) publicaron y presentaron la “Declaración de Los Pinos (Chapoltepek) – Construyendo un Decenio de Acciones para las Lenguas Indígenas”, que incluye hitos para desarrollar el futuro Plan de acción mundial para el Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas (2022-2032), proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 2019.

La Declaración, que establece los principios rectores clave para el Decenio Internacional, incluida la centralidad de los pueblos indígenas con el lema «Nada para nosotros sin nosotros», se presentó este miércoles a través de una reunión virtual.

Ahí, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, reafirmó el compromiso de la actual administración porque no haya “ni una lengua menos, ni un hablante menos”. Agregó que en la transformación que vive México los pueblos indígenas son protagonistas, por lo que el compromiso es que no haya pobreza ni opresión a ellos.

Por su parte, el subdirector general adjunto de Comunicación e Información de la UNESCO, Moez Chakchouk, afirmó: “La actual pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto desproporcionado en las comunidades indígenas, y ha destacado una vez más la importancia de la diversidad lingüística, incluso en tiempos de crisis».

La Declaración de Los Pinos (Chapoltepek) es un paso significativo en el trabajo por la preservación de las lenguas indígenas del mundo. Surge del Evento de Alto Nivel: Construyendo un Decenio de Acciones para las Lenguas Indígenas, organizado por el Gobierno de México, en conjunto con la Unesco y en cooperación con socios regionales, nacionales e internacionales. El evento tuvo lugar los días 27 y 28 de febrero de 2020 en el Complejo Cultural Los Pinos, dentro del Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México.

El documento afirma este principio en los procesos de toma de decisiones, consulta, planificación e implementación. También destaca el impacto y los resultados esperados del Decenio Internacional, como la necesidad de un espectro completo de derechos humanos y libertades fundamentales que aborden los problemas de vitalidad y sostenibilidad del idioma, una mayor participación, inclusión y empoderamiento de los usuarios de lenguas indígenas.

En la presentación de la Declaración de Los Pinos (Chapoltepek), Yalitza Aparicio Martínez, embajadora de Buena Voluntad de la Unesco para los pueblos indígenas, hizo hincapié en que las comunidades indígenas deben ser tomadas en cuenta, en especial al generar materiales que permitan aprender, leer y escribir en lenguas indígenas a las infancias.