Investigadores del IPICYT desarrollan método para fabricar tecnología de refrigeración eficiente y ecológica

El doctor José Luis Sánchez Llamazares, investigador de la División de Materiales Avanzados y el postdoctorante del IPICYT Jonathan Zamora Mendieta, en colaboración con investigadores de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Dr. César F. Sánchez Valdés y de la Universidad de Oviedo de España, Dr. Pablo Álvarez Alonso, han desarrollado experimentalmente y demostrado la eficacia de un nuevo método para fabricar refrigerantes magnetocalóricos para usarse en sistemas de refrigeración a estado sólido, que tienen la cualidad de ser más eficiente energéticamente y ecológicamente que los actuales.

El trabajo, que ha sido publicado en la prestigiosa revista de Ciencias de Materiales Journal of Alloys and Compounds (Elsevier), lleva por título (en español): “Diseño y fabricación de un compósito magnetocalórico criogénico mediante la sinterización por chispa y plasma basado en las fases de Laves RAl2 con R= Er, Ho”. En el mismo, los autores proponen y muestran la eficacia del método de sinterización por chispa y plasma (conocido en inglés como Spark Plasma Sintering, SPS), para obtener un material magnetocalórico de dos componentes con propiedades termomagn, cuya apliapara debajo de la tamperatura ambiente. Estos refrigeradores que funcionan a bajas ric properties of éticas previamente diseñadas para su utilización como refrigerante para la nueva tecnología de refrigeración magnética.

Sánchez Llamazares dijo que las nuevas tecnologías de refrigeración basadas en materiales sólidos se vienen investigando intensamente en el mundo y se prevé que en los próximos años irán sustituyendo progresivamente la actual que utilizan gases que contaminan el medio ambiente y cuya eficiencia energética ha llegado a su límite.

Mediante el nuevo método desarrollado en el IPICYT, se  seleccionan los componentes, se modela la curva que se desea para sistema de refrigeración, y se les mezcla en la proporción calculada para convertirlos en una pieza sólida con una forma y tamaño definidos mediante la técnica metalúrgica de sinterización por chispa y plasma.  Las propiedades magnetocalóricas calculadas se reproducen en la pieza obtenida. 

“El potencial del método radica en que utilizando la técnica de SPS se puede fabricar un material compuesto que cubre el rango de temperatura necesario en un refrigerador. Además, esta técnica metalúrgica está bien establecida industrialmente y se usa actualmente para fabricar un sinnúmero de piezas de materiales metálicos y cerámicos. En este caso, se aplicaría para producir el material refrigerante que requieren los refrigeradores magnéticos. El método desarrollado permite fabricar compósitos refrigerantes que operen en distintos rangos de temperatura”, finaliza el investigador Nivel 3 del Sistema Nacional de Investigadores en México.