Instituto de Salud para el Bienestar tendrá modelo de atención semejante al del IMSS: Víctor Hugo Borja

La creación del Instituto de Salud para el Bienestar permitirá que la atención médica se planee de manera conjunta, coordinada por la Secretaría de Salud,  con un control centralizado y bajo un modelo de atención en salud semejante al Instituto Mexicano del Seguro Social, afirmó el director de Prestaciones Médicas, Víctor Hugo Borja Aburto.

Al participar en la mesa Acceso y gratuidad a los servicios de salud su integración y financiamiento, en el marco de las Audiencias Públicas para el Análisis de la Creación del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), que se realiza en la Cámara de Diputados, Borja Aburto dijo que el objetivo es garantizar el acceso efectivo a la salud a todas y todos los mexicanos.

Señaló que el INSABI nacerá bajo el modelo de atención semejante al del IMSS, con asignación de un médico familiar a cada derechohabiente, coordinado de manera sistemática en tres niveles de atención.

Dijo que la creación del nuevo instituto busca cambiar el modelo de atención dirigido a la población sin seguridad social, pues “no pretende la separación entre el financiamiento y la prestación de los servicios en las instituciones públicas de salud”.

En este sentido, señaló que la población mexicana es una sola, y por el esquema de aseguramiento actual, entra y sale de la seguridad social, por lo que la atención debe de planearse de manera conjunta, coordinada por la Secretaría de Salud, en beneficio de todos los mexicanos.

El funcionario destacó que el Seguro Social se ha ido adaptando a la atención preventiva y curativa de los padecimientos más frecuentes en la era actual sin limitar la atención a paquetes básicos reducidos.

El modelo de atención del IMSS ha mostrado ser más efectivo en reducir la mortalidad de la población afiliada. Destacó que la mortalidad general ajustada por edad y sexo se redujo, en 28 por ciento de 1998 a 2017, en tanto que para la población no derechohabiente de 1998 a 2017 éste aumentó en 14 por ciento.

En cuanto a la mortalidad materna ésta disminuyó en 38 por ciento en derechohabientes IMSS y en cáncer cérvico-uterino disminuyó 71 por ciento en derechohabientes del IMSS.