IMES impulsa estrategias para la prevención y atención de la violencia sexual contra niñas y adolescentes

Con el objetivo de capacitar a actores involucrados en la prevención y atención de la violencia sexual contra niñas y adolescentes y el acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), el Instituto de las Mujeres del Estado (IMES), a través del proyecto: “Acciones de prevención y atención alineadas a la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA)», ofreció doce talleres durante el 2020, informó Erika Velázquez Gutiérrez, titular de la dependencia. 

Detalló que los talleres, se dieron bajo la perspectiva de género y enfoque de derechos humanos (6 talleres, dirigidos a personas prestadoras de servicios institucionales -salud, educación, desarrollo social, procuración de justicia- y otros 6, a madres, padres y/o personas cuidadoras de niñas, niños y adolescentes), sobre la detección y denuncia de casos de violencia y/o abuso sexual de niñas y adolescentes; así como, del derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Asimismo, dijo que se generó un directorio de enlaces institucionales estatales y municipales para la atención, referencia y contra referencia de las niñas y adolescentes embarazadas, o en riesgo de quedar embarazadas, ante violencia o abuso sexual.

La directora general del IMES, resaltó que con recursos económicos del Fondo para el Bienestar y el Avance de las Mujeres (FOBAM) 2020, destinados por el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), se desarrollaron las actividades de este proyecto para erradicar el embarazo infantil y disminuir el embarazo adolescente en los municipios de Villa de Arista, Matlapa, Guadalcázar, Vanegas, Salinas y Axtla de Terrazas; regiones que tienen las tasas más elevadas de fecundidad adolescente.

Velázquez Gutiérrez destacó que el objetivo específico de estas acciones fue la formación del funcionariado que presta servicios de atención a niñas, niños y adolescentes, así como a madres, padres y personas cuidadoras para la detección, prevención y atención de la violencia sexual contra niñas y adolescentes, así como la creación y promoción de mecanismos comunitarios e institucionales alineados al marco normativo en la materia desde una perspectiva de género y de las juventudes.