Gobierno municipal de San Luis Potosí ofreció una disculpa pública a ex oficial del registro civil

“Los momentos que actualmente enfrentamos, reclaman de nosotros y nosotras toda la solidaridad, el entendimiento y la buena voluntad de las que somos capaces como personas y como instituciones; estos no son momentos para enconos y rencores, tampoco son tiempos de personas vencedoras y vencidas”, señaló el Secretario del Ayuntamiento de San Luis Potosí Sebastián Pérez García, al encabezar el evento protocolario con el que el gobierno de la ciudad ofreció disculpas públicas a la licenciada María Teresa Carrizales Hernández.

Al señalar que la historia que les reúne es conocida, así como las versiones de cada una de las partes y las resoluciones dictadas por la autoridad técnica, especializada y facultada para conocer y dictaminar sobre el tema, el Secretario General del Municipio indicó que más allá de seguir abonando al debate, el gobierno de la ciudad decidió poner fin a la disputa que se había generado tanto en lo público como en lo privado para hacer prevalecer ante todo, la dignidad de la persona y la más irrestricta salvaguarda de sus derechos.

“Aunque no se solicitó la disculpa pública en la recomendación, el Ayuntamiento decidió hacerlo, por lo que hoy ofrece a la licenciada María Teresa Carrizales Hernández, una disculpa pública por haberla agraviado de la manera en que sucedió, y con ello abonamos a cumplir con sus aspiraciones personales de justicia”, dijo en presencia del Secretario General de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, el titular de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas, Jorge Vega Arroyo.

“Quiero dejar en claro viéndote a los ojos Tere, que no se trata de ninguna disculpa forzada ni obligada, sino de una disculpa sentida y sincera, con rostro humano”, enfatizó el Secretario General del Ayuntamiento Capitalino.

Tras reconocer que el Gobierno de la ciudad de San Luis Potosí Municipal desde el día uno aceptó en su totalidad la recomendación girada por la Comisión Estatal de Derechos Humanos y dio cumplimiento a la recomendación y que en garantía de no repetición se giraron instrucciones para que el personal recibiera cursos de Alta Formación y Capacitación en materia de Derechos Humanos en cuanto a la correcta aplicación de la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza, los Bienes Jurídicos que tutelan los artículos 14 y 16 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos y sus implicaciones en la protección a la integridad y seguridad

personal, a la legalidad y seguridad jurídica, así como al derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, el Secretario General del Municipio Capitalino.

Por su parte, el titular de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, Jorge Vega Arroyo reconoció la disposición del Gobierno Municipal para atender la recomendación y por la actitud de respeto mostrada a lo largo del proceso.

“Espero que usted y su familia acepten esta disculpa y agradezco su disposición al aceptar de nuestra parte un gesto que contribuya a restituir el agravio a su dignidad. Nos toca mirar hacia delante y trabajar por nuestro querido San Luis y más, ante el contexto actual que estamos viviendo”, señaló enfático el funcionario municipal capitalino.

“Nunca debemos de cejar por buscar el entendimiento y permitir que éste nos haga mejores seres humanos en cualquier condición que nos encontremos; más aún, cuando tenemos una responsabilidad pública. Esta disculpa que le ofrecemos, contribuye en la edificación de una política que reclama a cada una de nosotras y de nosotros, humildad, valor y honestidad. En San Luis, para el Gobierno de la Capital, primero son las personas, primero son las mujeres, primero es la verdad, y así será siempre con humildad y honestidad”, finalizó señalando el Secretario general del Ayuntamiento Sebastián Pérez García.

Al hacer uso de la palabra, Teresa Carrizales Hernández, agradeció las disculpas institucionales al Presidente Municipal Xavier Nava, al Comisario Edgar Jiménez Arcadia y a la Comisionada de los Derechos Humanos Municipal Olga Palacios, por la disculpa institucional que el gobierno de la ciudad le ofreció de manera pública:

“Esta lucha la empecé única y exclusivamente por no permitir se me arrebatara el derecho ciudadano de no ser violentada por mandos municipales. Muchas veces pensé en dimitir pero decidí seguir cuando me di cuenta que esta lucha ya no me pertenecía, que no estaba sola, que ahora era una lucha colectiva por no permitir nunca más abusos, tortura, privaciones ilegales o detenciones arbitrarias por parte de ninguna autoridad”, señaló Carrizales Hernández.