Estudiantes de la UASLP cuentan con una amplia formación integral

La Universidad Autónoma de San Luis Potosí difunde e implementa entre sus 32 mil alumnos programas y servicios para su desarrollo como: hábitos de lectura y estudio, orientación vocacional y para la salud sexual, de planificación familiar, manejo del estrés, prevención de adicciones y,​ acciones de prevención de enfermedades diversas y para alejarlos de hábitos negativos.

Para los asuntos de la salud la Casa de Estudios Potosina implemente el programa UniSalud, que se estableció desde hace dos años de forma permanente, es el programa universitario integral de atención a la salud que está dirigido a toda la comunidad universitaria: estudiantes, profesores, personal administrativo y de intendencia.

Su propósito es definir todas las actividades encaminadas hacia la promoción de la salud en la comunidad universitaria, así como unificar, coordinar y colaborar con las acciones de atención a la salud que ya se están realizando para que esta institución sea una universidad más saludable.

A través de campañas este programa promueve entre la comunidad información diversa: aliméntate​ sanamente; hidrátate; mídete, para el control de medidas en talla, peso, masa corporal; plato del buen comer; ejercítate, porque el 70 por ciento de los adultos en México padece de obesidad y además continua siendo el primer lugar en consumo de refrescos, aspecto que tanto afecta a la salud de la población; y comparte, porque comer en familia disminuye un 12 por ciento la probabilidad de padecer sobrepeso y, planear alguna actividad física o recreativa que se pueda compartir con la familia y amigos.

La UASLP cuenta con gimnasios y espacios deportivos en todos sus campus a los que pueden acceder gratuitamente como alumnos y hacer efectivo el subprograma ejercítate. En tanto, el PIPS es un programa preventivo que impulsa en la comunidad estudiantil la responsabilidad individual y social referente a su salud, poniendo énfasis en la toma de conciencia acerca de las actitudes, los hábitos y costumbres promoviendo un cambio cuando sea necesario, a través de la prevención primaria (educación formativa para la salud) y prevención secundaria (detección y derivación oportuna de casos).