Minuto a Minuto

España toma medidas ante caso de ébola

Una enfermera española dio positivo por ébola y es el primer caso documentado de contagio del virus fuera de Africa, informó el lunes el Ministerio de Sanidad.

La sanitaria formaba parte del equipo médico que atendió a dos misioneros españoles repatriados desde Liberia y Sierra Leona. Los dos murieron a causa del ébola en el hospital Carlos III de Madrid.

La ministra de Sanidad Ana Mato informó que la paciente presentaba un cuadro de fiebre muy alta y quedó ingresada el domingo en el servicio de urgencias del hospital de Alcorcón, a las afueras de Madrid.

El centro decidió activar el protocolo de seguridad y la enfermera quedó aislada. En una primera prueba, arrojó resultado positivo de ébola y el contranálisis confirmó el lunes la infección.

Se trata del primer contagio documentado de ébola fuera de Africa en el más reciente estallido del virus que ha costado la vida a más de 3,400 personas, según la Organización Mundial de la Salud. También es el tercer caso registrado en España. La enfermera, que no fue identificada, se infectó en la atención al sacerdote Manuel García Viejo, fallecido el pasado 25 de septiembre.

Mato trató de calmar a la población y dijo que se está elaborando una lista de personas con las que la paciente tuvo contacto. Pero rehusó facilitar un posible número de afectados. La enfermera se encontraba de vacaciones desde hace dos semanas y empezó a experimentar síntomas de fiebre leve hace seis días. Quedó ingresada el domingo cuando su salud empeoró.

El ébola se contagia cuando la persona infectada está sintomática y sólo por contacto directo. La enfermera está casada pero no tiene hijos. Su marido y los médicos que la atendieron el domingo están bajo vigilancia médica.

«Se están tomando todas y cada una de las medidas necesarias para garantizar la mejor atención a la paciente, así como para garantizar la seguridad del personal sanitario que la atienda como de toda la población», dijo Mato en rueda de prensa. Señaló que no se conoce la fuente de contagio y se estudia qué falló en los protocolos de seguridad durante la atención al misionero.

«El riesgo es una probabilidad. La probabilidad no es de cero ni 100», explicó Mercedes Vinuesa, directora general de Salud Pública. «El riesgo lo tenemos todos los profesionales sanitarios y siempre intentamos minimizarlo al máximo».

Vinuesa señaló que la paciente está estable y con fiebre alta. El gobierno activó los mecanismos para solicitar los tratamientos experimentales de la enfermedad. En las próximas horas será trasladada desde Alcorcón al hospital Carlos III, centro de referencia de enfermedades infecciosas en Madrid donde ya fueron ingresados los sacerdotes.

ESPAxD1A-EBOLA_SPANPW104

Comentarios