En México libramos una guerra diaria contra el sobrepeso y la obesidad, en el IMSS estamos dando la batalla: Zoé Robledo

“Al hablar de sobrepeso, obesidad y diabetes, el Estado mexicano sí está librando una guerra diaria y hoy, hay que reconocerlo, es una guerra que vamos perdiendo”, por ello, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) está implementando diversas acciones para combatir estos padecimientos, afirmó el director general, Maestro Zoé Robledo.

Durante su participación en el “Seminario: sobrepeso, obesidad y diabetes: efectos sobre la competitividad del país”, que organizó la Secretaría de Economía, el titular del IMSS indicó que estas estrategias son: promover la alimentación correcta, la práctica diaria de actividad física y el fomento de entornos saludables.

Señaló que para el Seguro Social el reto fundamental es acercar alimentos saludables, agua potable y cultura a todos los rincones del país.

En este sentido, el titular del Seguro Social comentó que desde 2008 el IMSS cuenta con la Cartera de Alimentación Correcta y Actividad Física, la cual se entrega en 300 Unidades de Medicina Familiar (UMF).

Agregó que para fortalecer la cultura de prevención durante el chequeo, hay nueve Estrategias Educativas de Promoción de la Salud que consisten en el involucramiento de la población en los padecimientos, es decir, un trabajo vivencial, reflexivo, de corresponsabilidad para que a través de las trabajadoras sociales se promueva una salud mucho más incluyente.

Destacó que también se cuenta con la estrategia Aprendiendo a comer bien para atender de manera anticipada la educación nutricional en el primer nivel de salud, en particular en escuelas y universidades.

Informó que al corte del primer trimestre de 2019 se habían realizado 479 mil chequeos. Desde 2004 se han realizado un poco más de seis millones, y aunque esto pareciera mucho, para las dimensiones del Seguro Social, es insuficiente.

Asimismo, Zoé Robledo señaló que el IMSS se sumó a la estrategia de la Secretaría de Salud y de la Secretaría de Educación Pública en Salud Escolar, con el programa “Por un peso saludable”, que incluye la apertura de instalaciones deportivas en escuelas, la impartición de talleres, sesiones educativas, campañas, eventos de alimentación saludable, de activación física y de habilidades socioeconómicas.