Emite servicios de salud algunos cuidados para el adulto mayor durante el invierno

 “La temporada invernal inicia y sabemos que los cuidados de niños y adultos mayores se deben intensificar pues representan a la población más susceptible y vulnerable a los cambios de cada estación. Sin embargo particularizando en el caso de los adultos mayores, tengan o no alguna enfermedad crónica, deben de considerarse distintas medidas básicas que evitarán padecimientos potencialmente graves en su grupo de edad”, advirtió la licenciada Mónica Adriana Montante Rodríguez, Responsable del Programa de Atención al Envejecimiento de los Servicios de Salud de la Entidad.

Por lo que recomendó evitar los cambios bruscos de temperatura y enfatizó en que: “hay que utilizar la ropa adecuada que evite la pérdida de calor, debido a que en el adulto mayor, por los cambios propios del envejecimiento, su piel es más delgada y hay menos grasa subcutánea. Por este motivo, no regulan convenientemente la temperatura”.

La Responsable del Programa de Atención al Envejecimiento mencionó que inclusive una dieta adecuada también es primordial: “debe de brindar un aporte adecuado de energía para generar calor y basarse en proteínas, carbohidratos y grasas, sin olvidar los alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes que fortalecen el sistema inmunológico.

Aunado a los consejos anteriores Mónica Montante destacó que es importante vacunar a la población adulta mayor contra la influenza estacional y neumococo.

 Sin embargo, las recomendaciones que tenemos que seguir los familiares o cuidadores que convivimos con ellos son reglas básicas de higiene, como: el lavado de manos y uso de gel antibacterial, taparse la boca con el antebrazo al toser o estornudar. Realizar en casa actividades que le gusten, como: leer, escuchar música, escribir, tejer, hacer rompecabezas, caminar o bailar.

La licenciada Mónica Adriana Montante Rodríguez, Responsable del Programa de Atención al Envejecimiento de los Servicios de Salud de la Entidad, fue muy clara  al señalar que hay que evitar subestimar los cuadros respiratorios en el adulto mayor, ya que podrían complicarse fácilmente, principalmente si padece alguna enfermedad crónica que mantenga en desventaja su sistema inmunológico.