Eliminar criaderos del mosco transmisor del dengue es la medida más importante para evitar su propagación: IMSS

El dengue es una infección febril transmitida por el piquete del mosquito Aedes aegypti, el cual se reproduce en los reservorios de agua estancada en recipientes o cacharros, así lo informó el doctor Francisco Javier Ortiz Nesme, titular de la Jefatura de Servicios de Prestaciones Médicas de la Oficina de Representación del IMSS en San Luis Potosí.

Indicó que, ante las condiciones de calor y humedad que se presentan en las cuatro regiones de la entidad potosina, es necesario intensificar las medidas de saneamiento que evitan que el insecto transmisor se reproduzca.

Refirió que el mosco, al momento de picar a las personas, ocasiona una infección con síntomas como fiebre; dolor de cabeza, huesos y articulaciones, acompañados de un sarpullido en el tronco, brazos y piernas; además de náuseas, insomnio y falta de apetito, cuando se trata de dengue tipo clásico.

“En el caso del dengue hemorrágico se presenta sangrado en las encías, nariz, tubo digestivo, orina y/o hematomas en diversas partes del cuerpo, por lo que es muy importante que, al detectar cualquiera de los síntomas, acudan de inmediato a recibir atención médica, ya que su vida puede estar comprometida si no son atendidos de forma oportuna”, explicó el especialista.

Reiteró que la proliferación del mosco transmisor se da principalmente en los reservorios de agua estancada, recipientes, cacharros, latas, botellas, llantas, bebederos, porta macetas; además de jardines en donde la maleza se encuentra crecida, por lo que recomendó eliminarlos para evitar que se conviertan en criaderos potenciales.

Expresó que es necesario mantener los patios limpios y cerrar de forma permanente los contenedores en donde se almacene agua. Asimismo, sugirió colocar mosquiteros en puertas y ventanas, así como utilizar repelentes o insecticidas no tóxicos, sobre todo por las mañana y noches, ya que son los intervalos en los que el mosco tiene mayor predisposición para alimentarse.

Advirtió que, si el paciente se automedica y no acude a recibir la atención médica adecuada, corre el riesgo de agravar la enfermedad.