El Rebozo de la Diversidad. Pasión transformada en empatía

Arturo Estrada, maestro rebocero de Santa María del Río, en el marco del Día del Orgullo LGBTTTIQ+  muestra lo inédito: el rebozo de la diversidad, el primero en su tipo en en la historia de Santa María, y posiblemente en México, que lleva en su lienzo los colores de este movimiento.

Tres son los caminos del tejido del rebozo: el tradicional, el rescate y la innovación. Conservando cada uno el mismo proceso: doscientos pasos, sintetizados en el devanado, el urdido, el pepenado, el ikat, el tejido en telar de cintura y el empuntado.

Cada camino, es diferenciado por los patrones y motivos que adornan cada rebozo. El tradicional, forma parte del catálogo característico de la producción textil de Santa María del Río, San Luis Potosí (de bolita, caramelo, el de la “s”, por ejemplo).

A su vez, el rescate reproduce diseños de generaciones anteriores con el propósito de preservarlos como un legado para la identidad cultural.

La innovación, permite a los artesanos y artesanas jugar con la imaginación para mostrar lo nunca antes visto y lograr su realización.

Es el maestro Arturo Estrada quien busca sorprender con lo inédito: el Rebozo de la Diversidad, tejido que transforma su pasión por el oficio en empatía. Una pieza única que fusiona el quehacer artesanal con una visión incluyente.

Se trata del primer rebozo en la historia de Santa María del Río, y posiblemente de México, que plasma en su lienzo los colores de la diversidad, su diseño es acompañado por seis cadenas teñidas por la técnica del ikat, de jaspe. Cadenas que representan la fraternidad entre todas, todos y todes. Finalmente es Rosario Salazar quien cierra esta composición con un coqueto y lúcido rapacejo.