Desarrollar “tequios lingüísticos” fortalece a las comunidades de hablantes de lenguas indígenas

Construir grupos de interaprendizaje que desarrollen “tequios lingüísticos”, genera sinergias positivas que redundan en el fortalecimiento de comunidades hablantes, afirmó el profesor-investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) José Antonio Flores Farfán, al participar en la presentación editorial In Tsalpadh T’ilab I Mám, -que se traduce como “Los sabios relatos de los abuelos”-, durante la Feria de las Lenguas Indígenas Nacionales (FLIN), organizada por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), y que forma parte de la campaña “Contigo en la distancia”.

Durante la presentación del libro, que recoge la memoria de los relatos de adultos mayores hablantes de tének (huasteco), Flores Farfán dijo que en estos procesos todos los participantes aprenden a construir en comunidad y el resultado es la producción de productos tangibles como la publicación In Tsalpadh T’ilab I Mám.

El profesor comentó que cuando estaba haciendo su tesis, la persona que le enseñó la lengua náhuatl mencionó la importancia de honrar la memoria de las personas mayores, “de preservar esos tesoros lingüísticos, culturales y vincularlos a las voces originales”.

En esta presentación, también participó el director de la organización Rising Voices (RV), Eddie Ávila, quien señaló que este organismo es una iniciativa de inclusión digital de la ONG Global Voices, que específicamente apoya a comunidades que han sido marginas y excluidas que quieran adoptar tecnologías digitales que se adapten a sus necesidades y características locales.

Explicó que la misión principal de Rising Voices es que, mediante pequeños fondos económicos, brindan apoyo a grupos y colectivos que no tienen la posibilidad de acceder a este tipo de ayuda y juntos puedan superar los obstáculos digitales.

Durante esta jornada de la FLIN, que se realiza en esta ocasión de forma virtual, también se realizó el conversatorio “La cocina tradicional indígena en el contexto actual”, en el que participaron Isabel Esteban Márquez, Flavia de Albino Ortega, y Porfiria Rodríguez Cadena, de Puebla, Tlaxcala e Hidalgo, respectivamente.

En el conversatorio se mencionó la importancia de una alimentación culturalmente apropiada, porque esa es la respuesta a los problemas de salud de los mexicanos. Explicaron que la cocina tradicional mexicana no es cualquier alimentación, sino que debe tener una raíz en las culturas, las lenguas, los territorios, los conocimientos y los saberes.