Conmemora secretaría de salud el día mundial de lucha contra la lepra

“La lepra es una enfermedad infectocontagiosa causada por el Mycobacterium leprae que se transmite por gotas nasales y orales cuando hay un contacto estrecho y frecuente con enfermos no tratados. Si no se diagnostica e inicia el tratamiento adecuado y de manera oportuna puede causar: deformidades óseas, discapacidades, lesiones progresivas y permanentes en la piel, los nervios, las extremidades y los ojos”, advirtió la Dra. Lilia Judit Sánchez Saldaña, Coordinadora Estatal de Micobacteriosis de la Secretaría de Salud.

“En San Luis Potosí, se diagnostica al menos un caso de Lepra al año, cabe destacar que los casos han recibido oportunamente tratamiento y seguimiento por parte de personal de salud hasta su curación”, afirmó la funcionaria estatal.

Al ahondar en el tema, explico que la Lepra se trata de una enfermedad milenaria a la cual se le han atribuido otros padecimientos y misticismo, por ello la importancia de intensificar acciones en la comunidad científica por el personal de salud para aumentar el conocimiento de esta enfermedad, y también dar a conocer a la población las características de esta, entre ellas:

“que es una enfermedad muy poco contagiosa, que es curable al 100 por ciento y que el tratamiento es totalmente gratuito en cualquier unidad de salud del país”, señaló la Coordinadora Estatal de Micobacteriosis de la Secretaría de Salud 

Por lo anterior, en este marco conmemorativo 2020 del Día Mundial de Lucha contra la Lepra, que se conmemora cada tercer domingo de enero, se refrenda el compromiso para que todas las dependencias de salud fortalezcan de manera conjunta las actividades que sean necesarias para seguir trabajando en pro de la atención del paciente con dicho padecimiento y así interrumpir la cadena de transmisión y evitar discapacidad por lepra de las personas que ya la padecen y las que están en riesgo, así como la integración de los pacientes afectados.

Finalmente la Dra. Lilia Judit Sánchez Saldaña manifestó que se realizan proyectos en conjunto con la organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud en la que se buscan áreas de oportunidad para poder trabajar en ellas y así cumplir con el compromiso de un México libre de lepra como problema de salud pública.