Con austeridad, continúa tendencia de reducción del pasivo en la capital

Hasta el corte del 30 de septiembre, la deuda de mil 400 millones de pesos que encontramos al arranque de la presente Administración, se redujo a 792 millones de pesos, que implica una reducción superior del 50% con respecto a 2018.

El Tesorero del Gobierno Municipal, Rodrigo Portilla Díaz, resaltó que ésta disminución de pasivos heredados de otras administraciones, se logró gracias a medidas de austeridad y estrategias implementadas para mantener un gasto eficiente y transparente de los recursos públicos.

El pasivo circulante pasó de 721 millones a 354 millones de pesos; los adeudos con proveedores, de 415 millones, a 246 millones de pesos.

El Funcionario capitalino precisó que se mantiene la conciliación con varias empresas que proveen al Gobierno Municipal, para buscar acuerdos o convenios que no afecten las finanzas del Ayuntamiento

En el rubro de contratistas, el adeudo de 85 millones de pesos se redujo a 53 millones.

El pago de impuestos de pasó de 178 a 33 millones de pesos correspondientes al impuesto vigente pagado al inicio de mes.