Balance de 2020, complicado: Rubén Guajardo Barrera diputado local del Partido Acción Nacional

La pesadilla del Covid-19 afianzó la desigualdad social que San Luis Potosí no ha podido reducir, el balance del año no es alentador, sin embargo nos deja a todos, la obligación de retomar el rumbo y aprovechar el momento para acelerar nuestra recuperación, consideró el líder de la bancada panista en el Congreso del Estado, Rubén Guajardo Barrera.

Las estimaciones económicas en materia internacional, refieren que la normalidad regresará en el 2022 o 2023 y para el año que viene el Producto Interno Bruto, PIB, será del 4.1 por ciento, lo que no será suficiente para salir del bache en que nos encontramos atorados.

Por lo anterior, el legislador del albiazul considera que todo tiempo de crisis abre un abanico de posibilidades para tomar decisiones que sirvan y faciliten los cursos de acción desarrollados por el gobierno para transformar la realidad de inseguridad, pobreza, impunidad, crisis sanitaria y de justicia en la que estamos sumidos.

Este año, se observaron movilizaciones del personal de salud que no encontró insumos necesarios para hacerle frente a la pandemia, los maestros salieron a la calle a demandar sus prestaciones laborales, los cuerpos de seguridad denunciaron agotamiento por la falta de atención a sus necesidades, los ciudadanos denunciaron niveles de pobreza escandalosos y la gran mayoría de las autoridades se escondió para evadir responsabilidades.

«La tarea es monumental, porque vimos lo peor de nuestras autoridades, que fue que ni siquiera quisieron salir a hacer su trabajo, aún y cuando, durante todo el año, nos tuvieron en peligro. En el caso del Congreso del Estado, se tuvo una actitud responsable, pues se trabajó a distancia y de manera presencial, atendiendo los temas legislativos de urgencia y que facilitaban la atención de algunos temas durante la crisis sanitaria”, concluyó Rubén Guajardo Barrera.