Arsenal 2-2 Manchester City

Arsenal y City empataron en un partido en el que el fútbol fue el gran protagonista. Agüero adelantó a los de Pellegrini en la primera mitad, y en el segundo acto empataron para el Arsenal Wilshere y Alexis Sánchez, que fue el mejor de los locales. A falta de siete minutos para el final Demichelis empató un partido, y manchó así el papel de Alexis, eregido como héroe en el Emirates.

Comenzó el Arsenal con un gran dominió, tanto del juego como de las ocasiones. Los de Wenger tuvieron varias claras en los primeros compases del juego, las más clara en los pies de Welbeck, quien se quedó solo ante Hart y elevó el balón sobre el portero, pero su picada se estrelló en la madera.

Pero un detalle cambiaría la primera mitad, y ese detalle era que Agüero se encontraba sobre el campo. El argentino era el único jugador de los ‘Sky Blues’ que inquietaba de forma esporádica la meta local, pero cuando cogía el balón se sentía algo diferente. Con un robo suyo en el centro del campo se inició la jugada del gol que el mismo convirtió. El argentino abrió para Navas y este le puso un pase raso magistral al primer palo que empujó al centro de la red.

El Arsenal a partir del gol se enfrió y dejo de tener el control del partido qe tuvo durante la primera media hora. Así se llegaría al descanso, sin ocasiones destacables.

Ya en el segundo acto el Arsenal volvió salir fuerte, ante un City en el que la única amenaza seguía siendo el Kun.

El empate se resistió y no llegó hasta pasada la hora de partido, cuando en una gran jugada del Arsenal Ramsey metió un pase fabuloso a Wilshere, quien picó por encima de Hart el balón de manera magistral.

La superioridad la terminó reflejando el Arsenal en el marcador en el minuto 73, cuando Alexis aprovechó un centro al segundo palo para rematar de volea y marcar el golazo de la tarde en el Emirates, convirtiendose en el héroe de la remontada, ya que estaba siendo el mejor del partido.

Parecían tener la situación controlada, pero todo se torció cuando el lateral francés Debuchy cayó lesionado. El jugador del Arsenal se torció el tobillo y tuvo que ser retirado en camilla, precisando por unos momentos del uso de oxígeno. Duro golpe moral para el equipo y el partido, que estuvo parado durante un tiempo.

Instantes después llegaría el gol del empate en un córner en el que Demichelis remataría a portería, mientras Flamini y el meta Szcziesny se estorbaban y veían como el balón entraba.

A partir de aquí surgiría la figura de Silva que tomó el relevó de Agëro y dio un recital de pases imposibles. En uno de ellos dejo a Dzeko solo ante el portero, quien le sacó el mano a mano, pero en el rechace Nasri la introduciría en el fondo de las mallas. No valdría, fuera de juego del galo. Así moríria el partido.