Anciano Finge su muerte para ver cuánta gente asiste al funeral

Sixty-six-year-old Zheng Deyang climbs into his tomb at a funeral for himself in a village in Rizhao in east China's Shandong province Saturday Feb. 6, 2016. Zhang, who had no children, held a funeral for himself to see whether his relatives and villagers will pay tribute to his death in the future. Zhang is only 1.4-meter tall and did not marry and is not sure whether others remember his good deeds to the village. Photo via Newscom

Claro, no hay como fingir nuestra muerte para saber cuántas personas realmente nos querían. Eso o estás deseoso de cariño como Zhang Deyang.

Este hombre de 66 años no está casado ni tiene hijos, pero sí una enorme necesidad de atención, pues no escatimó en gastos a la hora de organizar su propio funeralcon tal de averiguar qué tanto éxito tendría su muerte.

Así, usó 16 mil yenes de sus ahorros (unos 44 mil pesos) para montar todo el escenario y difundió la noticia a 60 parientes, de los que asistieron 40.

 “Organicé esta ceremonia porque quería distinguir a la gente que se preocupa verdaderamente por mí y quiénes eran falsos y separarlos de mi vida”, explicó Zhang.

Por supuesto, cuando los invitados llegaron y se dieron cuenta de que todo era una mentira, no hicieron más que disfrutar de la ‘celebración’ que también se tenía planeada, pues el hombre también aparentó una boda con una mujer ya fallecida.